Bloque

Licitar es la opción II. Se han repartido millones de euros en contratos públicos

Buscador de iTenders

Licitar es la opción II: contratos públicos menores de 100.000 €.

Para ponernos en situación una vez que asumimos que la licitación es La Opción, debemos conocer todo lo relacionado con las microempresas, pero ¿qué es la microempresa?: por supuesto, al autónomo no se le excluye, se tratan de aquellas entidades empresariales que facturan menos de 2M€ o que tienen menos de 10 empleados (incluidos lo autónomos). No olvides su origen, ¿acaso conoces alguna?, pues somos la mayoría, en concreto, el 94,5%, id est, ni más ni menos, que la impresionante cifra de 2.670.526 empresas en nuestro país.

 ¿Hay contratos menores de 100.000 euros?

Las cifras en 2019 (antes del COVID) alcanzaban las 1.500 licitaciones publicadas diariamente en España, que con una media de vida de 15 dias, daban lugar a la friolera de 22.500 oportunidades simultáneamente “vivas” o “en plazo de presentación de oferta”.

De ellas, la mayor parte, tienen importes menores de 100.000€.

¡¡LA MITAD DE LAS ADJUDICACIONES DE CONTRATOS PEQUEÑOS HAN CAÍDO EN MANOS DE GRANDES EMPRESAS O PYMES Y NO DE AUTÓNOMOS O MICROPYMES!!

A pesar de ello, la buena noticia es que, en esas 8.676 microempresas y autónomos adjudicatarios de licitaciones públicas, se han repartido 461 millones de euros en contratos de importes menores de 100.000€. ¿Esto que significa?, que cada una de ellas se ha llevado una media de 2,5 contratos al año, de un importe medio de 25.000€ cada uno. En resumidas cuentas, las microempresas y autónomos que licitan se han embolsado más de 50.000€/año de media, mediante ventas a la Administración.

¿Es considerablemente ínfima la cifra de 0,3 % de microempresas y autónomos adjudicatarios?

Dicho esto, de esas 500 diarias, 416 son de importes menores a 100.000€.

¿Y tú? ¿Ya licitaste?, si estás dudos@, tus adjudicaciones pueden quedarse a las puertas de tu disponibilidad. Es más fácil y asequible de lo que crees, ya que es más barato que conseguir un cliente privado, te ahorras tiempo y trámites de papeleo gracias a la fluidez de entrega virtual. Sólo necesitas estar al loro de todo lo que rodea a la compra pública o licitación abierta. Ese es el origen de todo y lo más importante, lo demás, es lo mismo que hacer una oferta a un cliente privado, e incluso más fácil.