Bloque

Cómo ganar una licitación: guía básica

imagen procedente de Marvin Meyer

Te estás planteando presentarte a un concurso público, en definitiva, lo que viene denominándose licitar. ¿Quieres saber qué es lo que tienes que hacer para ganar? Esta es la guía básica a tener en cuenta.

Mira las ofertas de licitaciones cada día

Presentarse a concursos públicos, o dicho de otra forma, licitar de forma activa es un trabajo per se. Es decir, no vale con mirar de vez en cuando a ver si hay algún concurso que pueda interesar a tu pyme: hay que echar un ojo diariamente porque cada día se publican 500 licitaciones nuevas. El periodo para presentarse suele ser de unos 15 días así que, si no estás cotejando diariamente lo que sale, cuando haya algo que te interese seguro que jugarás con plazos de tiempo muy ajustados. Enlicitaciones no gana el mejor, sino el más informado porque ya se sabe, el que tiene la información tiene el poder.

Si alguna te interesa, ponte a ello enseguida

En España somos reyes de la procrastinarían: ya lo haré mañana, ¿te suena, verdad? Pero si dejas el papeleo, aunque cada vez sea menos numeroso, para los últimos días de la licitación tienes muchas papeletas de que te pille el toro. “Si vas con prisa, tu oferta no tendrá cuerpo, no tendrá estrategia porque no te quedará tiempo para pensar, preguntar, documentarte”, explica Gádor Espinosa, CEO de iTenderspro.

Emplea un par de horas en analizar bien los pliegos

Un consejo básico es emplear unas horas anotando los principales datos, esa guía te servirá para que luego todo vaya rodado. Algunos de esos datos son: objeto o nombre de la licitación (comprueba si los servicios o productos que se solicitan se corresponden con lo que dispones); lugar de ejecución; días que faltan para presentarse; presupuesto base de licitación (siempre sin Iva); si se exige garantía provisional o no, etc. “La lectura profunda de los pliegos puede llevar entre 4 y 6 horas. Eso se puede tardar en extraer de los pliegos los índices a presentar en cada sobre”, aclara.

Coteja que tienes todos los papeles en regla

¿Estás al corriente de tus pagos con Hacienda y con la Seguridad Social, por ejemplo? ¿Estás inscrito en el ROLECE, el Registro Oficial de Licitadores y Empresas Clasificadas del Estado? La primera vez que licitas no tienes por qué saber que debes formar parte de ese registro y eso te puede dejar fuera del proceso: el registro solo tendrás que hacerlo una vez, es gratuito y muy sencillo de realizar.

Ojo con proponer precios bajos

Tu propuesta económica debe respetar el pliego de condiciones y la Ley 9/2017, de Contratos del Sector Público, el Reglamento general de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas. Y especialmente, también el convenio de tus empleados. No vale pensar que si propones precios bajos te vas a llevar el concurso. Un ejemplo: propones un precio muy bajo pensando que así vas a ganar, luego, en la apertura de los sobres tu oferta está muy por debajo del resto de las ofertas y te requieren para justificar que con esos precios puedes cubrir tus gastos, salarios del personal conforme convenio de aplicación, seguridad social etc… Y no puedes, claro está.